Tips para enseñarle a los niños a lavarse los dientes y no morir en el intento

Es vital enseñarle a nuestros niños a lavarse los dientes como buena práctica de higiene desde una edad temprana, desde el principio los niños deben aprender a cepillarse los dientes. Aunque al principio necesitarán nuestra ayuda, gradualmente comprenderán cómo logran su independencia.

Si lo hacemos con entusiasmo y lo ponemos en la lista de tareas pendientes antes de acostarnos, definitivamente dirán “hay que cepillarse” muchas veces.

Método tradicional de como lavarse los dientes para niños

El cepillado de los dientes puede ser una experiencia desagradable para los niños (lo consideran un sacrificio de su tiempo de juego), o un momento necesario y agradable, que es signo de autonomía. La autonomía de los niños está muy familiarizada con la filosofía Montessori, que intenta utilizar sus juegos y diferentes técnicas para dar pleno juego a la capacidad de los niños de manejarse de forma independiente.

  • Primero, pueden pensar en ello como un juego frente a un espejo: consiste en sacar la lengua, abrir bien la boca y usar el cepillo en ella sin establecer un límite de tiempo. Sería incluso mejor si tuviera que hacer esto durante unos minutos.
  • A los niños les gustará hacer cosas cuando crezcan, así que podemos recordarles que cepillarse los dientes es un asunto trivial para los adultos y un artilugio para los adultos. Si cepillarse los dientes les hace sentir genial, no solo no se resistirán, sino que serán ellos los que lo pidan después de una comida.
  • Incluso si mamá y papá están presentes, lo deben dejar probar, inclusive si agrega un poco de pasta de flúor sin ser apto para la edad.
  • Debemos explicarles cómo deben hacerlo correctamente. Les dijimos con mucha paciencia que el cepillo debe ser de arriba a abajo, y ellos también deben cepillarse la lengua. Aunque al principio no seguirán las instrucciones de esta carta, gradualmente aprenderán a hacerlo.

Método Montessori para enseñarles a los niños a lavarse los dientes

niños lavando sus dientes
  • Prepara el lugar.Parece obvio, pero no todos los niños están al alcance debido a su altura dentro de su capacidad. Si quieres poner los cepillos de dientes y los vasos en un lugar “escondido” para que el baño esté más ordenado, tendrás un baño hermoso, pero tu hijo no encontrará lo que necesita cada vez que requiera cepillarse los dientes. Lo ideal es que tu hijo encuentre todo lo que necesita en ese momento.
  • Padres para guiar. Los niños aprenden observando, son grandes observadores. Necesitan que alguien les diga cómo cepillarse los dientes. Debes ser alguien que le enseñe a hacer esto, aprovechando el momento en el que tienes que cepillarte los dientes y hacerlo al mismo tiempo. Serás su mejor modelo a seguir. Y recuerda realizar cada acción a cámara lenta, para que puedas observarla bien.
  • Un juego que les enseña a cepillarse los dientes. Hay muchas actividades para enseñar a los niños a cepillarse los dientes: dibujos de dientes con flechas (indicándoles en qué dirección deben mover el cepillo de dientes), dentaduras de juguete para practicar con el cepillo de dientes. Todas estas son muy útiles para que los niños aprendan sobre el cepillado.
  • Un programa de rutina. El método Montessori es un fiel defensor de los relojes convencionales. Ayudan a los niños a organizarse y evitan que los padres tengan que repetirlo mil veces. Nada puede enseñarle a tu hijo cuándo cepillarse los dientes como una tabla de rutina.

Consecuencias de no enseñar a tus hijos el lavado de dientes

niños a lavarse los dientes

Por lo general vemos en nuestros hijos que una mala higiene bucal puede tener consecuencias desastrosas y traer consecuencias inimaginables para la salud general de los pequeños. Sin embargo, no solo la falta de higiene puede provocar una emergencia por la que tengas que llevar a tu hijo a una clínica dental, sino que también sorprende la lista de otras enfermedades relacionadas causadas por la mala higiene y las condiciones dentales y de las encías. Según mi experiencia como madre además de investigación sobre el tema te cuenta cuáles son:

  • Enfermedad de las encías: debido a la falta de higiene, es la respuesta del cuerpo a los depósitos de bacterias entre los dientes y las encías. Si esta placa aumenta, puede dañar los tejidos y huesos de la boca.
  • Perdida de dientes
  • Mal aliento: Los residuos de la descomposición de los alimentos en la boca y la lengua cubierta de suciedad deben eliminarse con un cepillo.
  • Úlceras: las placas que se forman en el espacio debajo de las encías pueden transformarse en depósitos de Helicobacter pylori, una bacteria asintomática que causa úlceras de estómago. Esta bacteria se puede transmitir por vía oral.
  • Diabetes: los dentistas creen que la diabetes es un factor de riesgo para la periodontitis, pero ahora se ha demostrado que esto también puede ser lo contrario. En otras palabras, la mala salud dental también puede ser un factor de riesgo de resistencia a la insulina.
  • Lesiones articulares y musculares: Está científicamente comprobado que muchas lesiones articulares y musculares son el resultado de la caries dental en los dientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *